meditaciones - vídeo

Meditación guiada, compartida a través de Zoom el día 10 de junio de 2020.

 Esta meditación nos invita a adentrarnos en la intimidad de nuestra experiencia y, a través de la respiración, descubrir esa espaciosidad que nunca nos ha abandonado y que es nuestro verdadero Hogar.

Esta meditación nos ofrece la posibilidad de atendernos y cuidarnos en un espacio en el que, normalmente, perdemos la atención y olvidamos la conexión con nuestra vida: las redes sociales.

Desde la intimidad con el respirar, nos acercamos al CORAZÓN, el espacio vivo que abraza todo lo que surge en la experiencia. Somos esa consciencia amorosa. Aunque no tiene forma ni localización física, ciertas imágenes como el sol o la consciencia en el área del corazón físico, pueden inspirarnos para recordar vivencialmente esa amplitud que es nuestra esencia.

Decir sí al instante presente es un gesto valiente del Corazón. Es una invitación a reconocernos como la consciencia abierta que abraza, momento a momento, la existencia. En esta meditación, nos familiarizamos con ese gesto que nos une a la vida, en vez de separarnos mentalmente de ella.

Acercarnos e intimar con la experiencia del miedo o la ansiedad nos permite descubrir el amor que somos, el abrazo profundo de la consciencia. El verdadero amor comienza por abrazar todo lo que está vivo en el instante presente. Y el miedo, la angustia, la inquietud... son eso: vida en movimiento que busca tu abrazo.

En los siguientes vídeos se incluyen sugerencias meditativas extraídas de mi libro Del hacer al ser 

Esta meditación puede acompañarte en momentos en que sientas ansiedad, malestar emocional o vacío y aparezca el impulso automático de llenarlo o tapar esas emociones recurriendo a cualquier actividad adictiva habitual.

Esta sugerencia meditativa te invita a vivir tu presencia mientras comes, a considerar la experiencia de comer como una oportunidad para acercarte más íntimamente a la vida.

Esta práctica puede acompañar un momento de inseguridad o inestabilidad.

Sentir la vida que recorre nuestro cuerpo nos trae naturalmente a la inmediatez del ahora.

Una invitación a familiarizarnos con el sentir, abriéndonos a las emociones y sensaciones que experimentamos en cualquier momento.

"Lo que hago o no hago, lo que digo o cómo lo digo, lo que sucede o no en mi vida, no es relevante. Desde dónde lo vivo, sí...."

Dale a este momento tu atención. Déjale espacio, respira.

Amor es lo que somos.